¿En qué consiste la Globalización cultural?

De seguro este es un concepto que se maneja perfectamente en la casa editora de Jaume Salinas Ferraz para manejar en un entorno adecuando sus producciones. La globalización cultural se trata de la unificación de distintas costumbres que son autóctonas de diversas comunidades. Dicho término hace referencia a todas las modificaciones que han sido vividas por las distintas formas de vidas de los diversos pueblos. 

Gracias a la globalización cultural, muchas expresiones, costumbres y tradiciones acompañadas de sus expresiones artísticas a nivel mundial han vivido cambios y se han ido adaptando a partir de los mismos. Se cree que dicho fenómeno se encuentra asociado directamente a los medios de comunicación, por medio de los cuales las costumbres y las culturas de diversos países se han fusionado.

El Mundo globalizado

Pero posiblemente no todo es malo, ya que gracias a la globalización y a esa información en masa de los medios diversas sociedades han alcanzado interconectarse, ya sea generando vínculos, o bien, reseñando aún más su diversidad. Dicha globalización cultural involucra la unificación de gran cantidad de identidades culturales,  conduciendo hacia una homogeneidad, con lo cual su principal contenido subyacente se trata de la identidad cultural propia. con ello se ha logrado la conexión entre distintos territorios, y hasta continentes, ha fusionado elementos generados en el pasado con los del presente. Incluso a partir de ella se han sociabilizado los valores de la cultura universal por medio de la inserción de lo global en lo local.

¿Tiene alguna ventaja la globalización cultural?

Si se desea conocer en que consiste en realidad la globalización cultural, se hace imperante saber en primera instancia la relación que existe entre la globalización y la cultura. Bien, la globalización se trata de un proceso bastante dinámico en el que la economía, la política, la tecnología, la cultura, los pensamientos ideológicos y las características sociales correspondientes a las distintas regiones llegan a interrelacionarse a nivel mundial.

Es un hecho histórico que luego de la expansión del capitalismo, se producen transformaciones importantes gracias a la globalización, en donde los ejes principales son la modernidad y a la noción de progreso, siendo interpretada la globalización como una visión totalizadora de la realidad, en la que existen distintas tendencias hacia el desarrollo global de la sociedad.

En tal sentido, esta relación que existe entre lo cultural y social es inherente a dicho proceso dinámico, y además se vincula de una manera directa con las relaciones capitalistas de producción. Viendo a la globalización desde esta perspectiva capitalista, es cuando a partir de ella se interconectan todas las relaciones de carácter social de producción a lo largo del marco mundial; en donde se vinculan las diversidades regionales en un mundo heterogéneo.

De esta manera, se puede entender que la globalización es una especie de dependencia comercial entre los países, los cuales se encuentran en una relación estrecha debido a la conveniencia de la integración de sus economías. Pero ello no solo involucra lo económico, sino que conlleva a una fuerte modificación de todos los aspectos de la cotidianidad de una nación.