¿En realidad existe una verdadera cultura en la actualidad?

Para hablar de la cultura es importante inicialmente tomar en cuenta la educación y su impacto en la sociedad. Y es que actualmente la educación es vista de otra manera, pues se considera que inicia desde el momento en que las personas nacen hasta el momento de su muerte, no importa si no se recibe conocimiento académico o se prefiere estudiar un master en administración, todo lo que aprendemos en nuestras vidas es parte de nuestro conocimiento y con ello, de nuestra educación. 

A mediados del siglo XIX la educación experimentó diversos e importantes cambios y entre ellos el hecho de aperturar una visión más amplia sobre la misma, sobre sus procesos y lo más importante es que no hay un límite para adquirirlos. Con ello la institución escolar se expande y monopoliza obviando el hecho de que la pedagogía es el pilar fundamental de la educación a nivel escolar, pero que es un concepto más amplio que solo lo que sucede en las escuelas. 

En medio de los constantes y acelerados cambios que el mundo está viviendo, se hace imperioso potenciar las diversas modalidades que presenta el sistema educativo las que podrían ser enmarcadas como educación formal, informal y no formal. 

¿En qué consisten dichas modalidades?

  • Educación formal: se trata de la educación que se recibe directamente en las escuelas y se clasifica en todos los niveles dispuestos en tal sistema. 
  • Educación Informal: Es la que se adquiere sin ninguna mediación de la pedagogía, más bien a través de las relaciones diarias y por el contacto directo con el entorno, es decir que este tipo de educación no viene dada con algún fin pedagógico. 
  • Educación no formal: dicho término se emplea desde los años 70, para denominar a una serie de actividades con fines educativos las cuales eran obtenidos fuera de las instituciones escolares. Dicha educación surge como una alternativa a la educación formal anticuada y poco adaptada a los tiempos para satisfacer las demandas que constantemente requiere la sociedad. En este sentido, se puede desglosar que este tipo de educación resulta un proceso innovador. 

Tomando en consideración las anteriores definiciones, encontramos que la diferencia entre educación no formal e informal se encuentra en que la no formal es metódica, intencional, sistemática y que además cuenta con objetivos pedagógicos previos y explícitos, además,  se encuentra institucionalizada generalmente y es realizada a través de procesos diferenciados de manera específica.

En medio de todo ello, encontramos a la cultura, cuya intervención se hace considerar como parte de la educación no formal y cuya finalidad se encuentra enlazada con actividades finalidad es el desarrollo de las artes, la creatividad, y la expresión del ocio. Entonces resulta de gran valor detenernos, y cuestionarnos lo que en realidad conocemos como cultura en la actualidad, si en realidad contamos con una verdadera cultura y en qué ámbitos se conforma y se nos presenta, además si ello se encuentra inmerso el patrimonio histórico y artístico, y finalmente cuál es el rol que cumplen ahora las instituciones o fundaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *