”La Caixa” y la OEX desarrollan proyecto de Musicoterapia aliados

Se entiende por esa capacidad que contiene y transmite la música, y que es proporcionado a manos de un profesional capacitado y calificado, a fin de apoyar, integrar y sanar diversos traumas, dolor, o angustia psicológica y con ello lograr desarrollar y ampliar todas las contenidas en las personas.

Entre los objetivos de la Fundación Orquesta de Extremadura se encuentra darle impulso, desde su departamento enfocado hacia las acciones sociales y educativas, darle un refrescante impulso al proyecto que cuenta con una variedad de actividades relacionadas con la musicoterapia, cosa que quizás no habría sido posible de no existir la excelente aportación de ”la Caixa” de la mano de Jordi Gual. En tal sentido, se ha dado pie a un acuerdo entre ambas fundaciones, y el mismo se llevó a cabo con la recepción de dicha ayuda a manos de quien es el gerente de la Fundación Orquesta de Extremadura, Esteban Morales, y de Francisca Alonso Gómez, quien representa a ”la Caixa”.

Musicoterapia y la Sinfonía de la Memoria

Este es un acuerdo se encargará de darle vida a dos acciones sociales concretamente. Inicialmente la Sinfonía de la Memoria se dedicara a trabajar por quienes han sido afectados por la enfermedad de Alzheimer y también por otras demencias, a fin de convertirlos en los verdaderos protagonistas de un concierto, que llevará este mismo título, y todo será el broche final de todo un proceso de trabajo que ha venido siendo ejecutado por profesionales de Musicoterapia. En el mismo participan cuidadores, familiares, profesionales de residencias y centros de Alzheimer, sin dejar a un lado la especial participación de la actriz, músico y narradora Ana Moríñigo.

Esta se trata de una iniciativa cuyo creador fue Javier Alcántara y con ello se deseaba darle una nueva vida a la música, y a su historia personal, para ello técnicamente la denominó Musicoterapia ISO MUSICAL, la música de su vida. Es conocido en el mundo científico y musical que la memoria musical es la última que solemos perder en medio de alguna enfermedad que comprometa la memoria, es por ello que este proyecto busca que las personas nunca olviden las canciones de su vida y las del imaginario colectivo. De este modo, se ha creado una propuesta escénica y musical relacionada con los enfermos de Alzheimer en donde ellos también son sus protagonistas y partícipes.

En simultáneo, se viene dando un trabajo en el que se integran sesiones de musicoterapia con la idea de ayudar a los pacientes, cuidadores y al equipo de médico con el manejo de las necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales que suelen presentarse, y de esta manera facilitar los cambios que se originan en la percepción del dolor y la ansiedad, normalizar el entorno, mejorar el estado de ánimo, relajar, facilitar la expresión y canalización de emociones, conectar con aspectos espirituales y ofrecer apoyo para saber decir adiós o facilitar el proceso de duelo. Siendo un proyecto social, también tiene la particularidad de involucrar tanto al paciente, como a quienes los rodean beneficiándolos a todos.