La oración interreligiosa, una nueva tendencia

El papa Francisco abrió una nueva tendencia a través de la oración interreligiosa. Desde que el papa Francisco se encuentra al frente del Vaticano, ha llevado a cabo numerosas reuniones con otras confesiones cristianas y también con otras tradiciones religiosas, y no solo se ha traído de encuentros cordiales para entablar un diálogo, sino que se trata también de encuentros de oración, donde personas hacen una oración para separar a personas.

Quizás haya personas que se alarmen por ello, pensando en qué hace el papa rezando con esos herejes, quizás parece que les da la razón y de que acepta que todas las religiones son iguales.

Si lo miramos de una forma teológica, desde hace un siglo se ha discutido sobre la posibilidad, oportunidad y, en su caso, necesidad de orar en compañía de los seguidores de las distintas religiones. Ante ello, los teólogos han discutido si es lo mismo “juntarse para orar” que “orar juntos”. Este no se trata de un mero juego semántico.

La teología del pluralismo religioso y la teología de las religiones se plantearon la naturaleza y el lugar teológico de dicha experiencia espiritual. Concretamente, el teólogo Jacques Dupuis (El cristianismo y las religiones. Del desencuentro al diálogo. Sal Terrae, 2002) planteó con agudeza dicha cuestión que en la actualidad se ha cobrado con el papa Francisco.

En todas las tradiciones religiosas, y bajo formas que suelen ser muy distintas, han existido desde siempre experiencias individuales, pero también grupales de lo que llamamos “oración”. Esta es una palabra que se encuentra presente en todas las religiones pero con diversos formatos, la misma hace referencia a la relación de las personas con alguna divinidad o ente superior y a la que se recorre con la finalidad de implorar su favor, adorar o dar gracias.

Dentro de las tradiciones religiosas monoteístas, constantemente la oración ha sido un elemento relevante para la vida de los creyentes aunque también para otras tradiciones no monoteístas y es conocida con distintos nombres que guardan relación con lo que suele llamarse la trascendencia, la profundidad o lo sobrenatural.

Pero, ¿Pueden orar juntas personas de distintas tradiciones religiosas? ¿Quizás se trata de un caso de relativismo y de sincretismo?. Dentro del cristianismo este ha sido un problema objeto de controversias entre los teólogos. Durante los últimos años, la tendencia hacia el ecumenismo y, más aún, al encuentro interreligioso ha puesto de manifiesto con más ahínco la existencia de una problemática que los creyentes desearían solventar.

Existe un dilema que las religiones, las iglesias y las teologías no han logrado resolver aún, aunque su solución al parecer, forma parte de las tendencias de las religiones y es el cuestionamiento de si los creyentes de las diferentes religiones pueden orar juntos al mismo Dios o quizás solo se trate de juntarse a fin de orar cada uno a su propia divinidad.

La oración con otras religiones del Papa Francisco

En el tiempo que lleva el papa Francisco ocupando la sede de San Pedro, no ha dejado de hacer la oración ecuménica y la oración interreligiosa tras lo que parece ser una de las señas de identidad de su pontificado. Tan solo basta con citar las noticias de la prensa.

Así mismo, el Papa estuvo acompañado por el cardenal Kurt Koch, quien es el presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, para comprometerse en construir el diálogo entre cristianos de otras denominaciones fuera de la Comunión con la Iglesia de Roma.