Las distintas culturas y sus horóscopos cultura

Muchos piensan que solo existe el horóscopo occidental, pero se trata del más extendido, sin embargo, no es el único. Y es que desde tiempos muy remotos, la humanidad se ha encargado de utilizar la predicción, entendido como un fenómeno con el que se es capaz de explicar el pasado, el presente y el futuro, incluso se para predecir los signos compatibles como compatibilidad de germinis.

De acuerdo a la cultura donde se originaban, en estos cobraban gran importancia los animales, los ciclos de la luna o los dioses que los gobernaban. 

Horóscopo alquimista: sus creencias están basadas en la tabla de elementos. Se encuentra conformado por diez signos, donde cada uno lleva el nombre de un elemento distinto. Aunque es poco conocido, resulta interesante la relación creada entre la numerología y los metales. 

Horóscopo árabe: se encuentra dividido en doce signos, similar al occidental. La diferencia radica en el arma con el que se le da el nombre a cada signo. Las armas significan el modelo a seguir o la forma en la que deben vivir. Estos doce signos se subdividen en tres grupos según hayan nacido bajo el dominio de las armas cortas, medias o largas. 

Horóscopo maya: está formado por trece signos. El nombre de cada uno se encuentra representado por un animal tradicional de su geografía. En la actualidad resulta complicado aún entender la razón de trece signos, lo que sí está claro es que, la mejor manera de comprender el sistema empleado por esta cultura se debe asociar a su calendario. 

Horóscopo azteca: de acuerdo a numerosos especialistas, el horóscopo azteca se basa o inspira en el horóscopo maya. Se conoce que los aztecas eran muy buenos astrólogos, por lo que la peculiaridad de dicho sistema es que a las personas se les asigna un signo según el día en que nacen, mas no si lo hacen dentro de una franja específica, como esta dividido el horóscopo occidental. El horóscopo se encuentra dividido en doce signos con nombres de animales, plantas u objetos de su cultura.

Horóscopo celta: cada signo de este horóscopo esta representado por un árbol diferente, y se compone de 23 signos a los que cada árbol le aporta sus características. La planta que se asigna protege a esa persona durante toda su vida. 

Horóscopo chino: después del occidental, este es el horóscopo más extendido. Se encuentra conformado por doce animales que rigen durante un año. De esta manera, quienes nacieron durante un mismo año pertenecen a un solo signo, y este vuelve a repetirse 12 años después. Similar sucede en otras creencias, cada animal tiene influencia sobre otros y esto permite conocer los aspectos más importantes de cada signo aunque no sea su año. 

Horóscopo egipcio: está formado por doce signos, y cada uno lleva el nombre de una divinidad. De acuerdo a la época del año en la que la persona nace le corresponde el signo de la deidad que durante esas fechas se celebra. 

Horóscopo gitano: el horóscopo utilizado antiguamente por el pueblo gitano está formado por doce signos y cada uno de ellos es representado con un objeto de la vida cotidiana. 

Horóscopo hindú: su peculiaridad reside en que esta basado en la posición de las estrellas. Está formado por doce signos denominados Rashid.