Saben de finanzas los españoles

Constantemente la sociedad debe enfrentarse a conceptos como tipo de interés, diversificación del riesgo o activos de renta fija. Pero en realidad no tenemos idea probablemente de lo que nos están hablando. De acuerdo a la Encuesta de Competencias Financieras del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tan solo un 46% de la población española ha considerado que sus conocimientos financieros son “bajos” o “muy bajos”.

De ello se extrae que, solo el 8% acepta que son “altos”. En consecuencia, se debe considerar que los conocimientos financieros que deben tener los ciudadanos resultan claves al momento de tomar decisiones que son fundamentales como por ejemplo contratar una hipoteca o invertir en algún plan de pensiones.

Esta es una encuesta, que fue realizada entre el cuarto trimestre de 2016 y el segundo de 2017, y además forma parte del Plan de Educación Financiera de la CNMV y Banco de España que tienen como objetivo mejorar la cultura financiera de la población. Dicho estudio se enfocó en la medición del conocimiento y la comprensión de conceptos financieros con los que cuenta la población española cuyas edades se ubican entre 18 y 79 años.

La manera en como se hizo el informe

Para tener idea de los conocimientos financieros de quienes fueron encuestados, se plantearon tres preguntas estándar que fueron utilizadas por distintos estudios desde hace más de diez años. La primera es referente a la inflación, a esta respondió el 58% respondió correctamente. Por el contrario con la segunda, estaba referida al tipo de interés compuesto, esta fue contestada de manera acertada por menos de la mitad de los encuestados (46%).

Finalmente, se consultó sobre la diversificación del riesgo, y el 49% de los encuestados respondió adecuadamente, mientras que el 27% reconoció “no saber” la respuesta.

Para el análisis, la encuesta usa los datos que fueron obtenidos considerando las características de los individuos que participaron en ella analizando su estructura familiar, el nivel de renta total y las propiedades inmobiliarias que poseen lo que permitió obtener diversas consideraciones demográficas en común. Un ejemplo podemos encontrarlo en el porcentaje de respuestas que fueron correctas, pues es superior entre la población con estudios universitarios y con rentas más elevadas.

Si son analizados los resultados por género, dicho estudio nos indica que las mujeres se muestran, de manera generalizada, más propensas a dar respuestas como que desconocen la misma (un 40% de las mujeres frente a un 26 % de los hombres) sin que tenga relevancia su país de procedencia.

Aparte de estos conceptos, la encuesta se ocupa de recopilar el conocimiento de la población en lo referente a distintos productos financieros. En tal sentido, se podría decir que toda la población española maneja de forma habitual productos como los seguros médicos o de vida, las tarjetas de crédito, las hipotecas y los préstamos.

Muy similar sucede con los planes de pensiones, acciones y fondos de inversión con los que un 89% de los españoles se muestran bastante familiarizados. Además, tres de cada cuatro individuos conoce las cuentas de ahorro o las imposiciones a plazo, y cuatro de cada cinco han oído hablar de los activos de renta fija.